Borrar historial de Google

Quiero borrar mi historial de Google, quiero que me borren de Internet, borren mis datos de Internet, no quiero aparecer en Google,... Estas son algunas de las solicitudes que habitualmente nos llegan y que podemos solucionar con nuestros servicios de cancelación de datos en Internet.formacion riesgos internet

Cada caso requiere su propia investigación y el presupuesto normalmente va acorde con el número de representantes con los que tengamos que contactar, los paises dónde se encuentran, la legislación aplicable, etc.

Si este es tu caso, y estás interesado en eliminar tu rastro en Internet contacta con nosotros sin compromiso.

Solicita información

 

 

Más Servicios de Bórrame

Vea el resto de servicios que ofrecemos en borrame.es

 

 

Compromiso

  • Si no conseguimos el borrado, le devolvemos el dinero.

    Devolución garantizada
  • Fijamos el precio en contrato de forma previa. Evite sorpresas posteriores.

Solicite presupuesto

 

La difusión de cierta información personal puede tener un impacto muy negativo en nuestra vida diaria. Desde Bórrame defendemos el derecho a la supresión de la información sobre su persona que ha sido publicada por terceros y que puede perjudicarle. Mediante mecanismos legales podemos lograr en un periodo corto de tiempo, que desaparezcan esas reseñas negativas del lugar donde está publicado, así como de los resultados en buscadores donde se encuentran indexados.

Sanción a Google

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha declarado ilegales los tratamientos de datos personales realizados por Google con su nueva política de privacidad y ha multado con 900.000 euros al buscador estadounidense, ya que obstaculiza el ejercicio de los derechos ARCO

Derecho al olvido en Francia

Este año en Francia se ha puesto en marcha una consulta para conocer la opinión ciudadana sobre el derecho al olvido. ¿El resultado? El 74% de los internautas estaría a favor de la declaración legal de este derecho.

Negativo más recordable

Un estudio en la Carnegie Mellon University, en EE.UU., analiza la permanencia en el recuerdo de las buenas y malas noticias sobre una persona. Conclusión: los rumores negativos tardan mucho más en olvidarse que los positivos. Extrapolado a la Red, muchos no quieren ni pensarlo.